Nuevos nichos de ocupación en el sector de la cultura. La experiencia del caso de los museos de San Juan (Argentina) y la gestión de Sociedades Musicales en Valencia

Abstract

No resulta descubrir ningún secreto hacer notar que las actividades culturales, en las sociedades occidentales y desarrolladas, constituyen un sector de demanda creciente con fuerte implicaciones en la calidad de vida de los ciudadanos, y cada vez más, con un mayor impacto económico en términos de renta y ocupación.. Incluso la política cultural se convierte ya en una dimensión más de las estrategias de desarrollo. Así en Iberoamérica se está generando todo un proceso de reflexión sobre la importancia de la cultura y por tanto de las políticas culturales. La cultura es generadora de sentidos y significados, y conformadora de identidades. Pero también lo es de bienestar y riqueza, y es una actividad dinamizadora de la economía. Además, tiene un papel clave en los procesos de desarrollo endógeno, basados en las propias potencialidades de las naciones y las regiones. Desde este punto de vista, la cultura no debe estar vinculada solamente a las dinámicas propias de los mercados, sino también y de manera fundamental, a las políticas de desarrollo. Aunque aún no constituyen en ningún caso sectores contablemente diferenciados (en términos de contabilidad nacional), algunos estudios apuntan a que una definición genérica de “cultura y ocio” podía ya significar más del 3 o el 4% de PIB en países como España.

Jorge Arredondo Pau Rausell Köster Salvador Carrasco Arroyo Enric Fombuena Borràs Journal Article Data de publicació 2001 Journal Revista Iberoamericana De Autogestión Y Acción Comunal Volume 38-39 Pages 149-166