Cliente: ASSOCIACIÓ VALENCIA CAPITAL DEL DISSENY. Período: 2021-2023:

Con el rápido crecimiento de la disciplina del diseño y su aplicación dentro y fuera de la comunidad del diseño, la práctica y la política relacionadas con el diseño han atraído la atención de académicos, profesionales y responsables políticos de todo el mundo. Las principales economías del mundo, como China, India, la UE, el Reino Unido y los Estados Unidos, han desarrollado estrategias y planes nacionales específicos para promover el diseño y la innovación impulsada por el diseño para apoyar a las industrias nacionales e incluso un desarrollo socioeconómico más amplio (Hobday et al., 2012), mientras tanto, muchos organismos y organizaciones de política internacional también están trabajando juntos para tratar de integrar el diseño en la agenda global de los Objetivos de Desarrollo Sostenible[1]. Un ejemplo representativo es la Declaración de Diseño de Montreal[2], emitida por un grupo de organismos especializados de las Naciones Unidas (por ejemplo, la UNESCO y el PNUMA) y organizaciones internacionales de diseño (por ejemplo, ICO-D y BEDA).

La Organización Mundial del Diseño (WDO) es uno de los agentes de cambio más importantes en la escena mundial para promover el buen diseño y el desarrollo impulsado por el diseño. Anteriormente era conocida como el Consejo Internacional de Sociedades de Diseño Industrial, fundado en 1957. Ahora es una organización internacional no gubernamental con más de 170 organizaciones miembros, que se dedica a promover y compartir el conocimiento de la innovación impulsada por el diseño industrial que mejora la calidad de vida económica, social, cultural y medioambiental.

La Capital Mundial del Diseño (WDC) es una iniciativa mundial de la WDO que se celebra en diferentes ciudades del mundo cada dos años para mostrar las mejores prácticas en materia de política e innovación urbanas basadas en el diseño sostenible a través de un programa de eventos de un año de duración por parte de la ciudad designada. Desde 2008, ocho ciudades de todo el mundo han sido seleccionadas mediante un proceso de licitación para convertirse en WDC, entre ellas Turín (2008), Seúl (2010), Helsinki (2012), Ciudad del Cabo (2014), Taipéi (2016), Ciudad de México (2018) y Lille Metropole (2020).

En septiembre de 2019, Valencia, la tercera ciudad más grande de España, alcanzó  ser nominada  WDC2022 frente a otras rivales gracias a “[su] uso eficaz y estratégico del diseño en las políticas públicas y el impacto beneficioso en las industrias, las infraestructuras y la movilidad…”[3]. Como compromiso en la candidatura a Capital Mundial del Diseño, se creará un observatorio para supervisar y evaluar el impacto socioeconómico del diseño en la ciudad y sus ciudadanos/as en la búsqueda de objetivos de desarrollo sostenible a través de la innovación posibilitada por el diseño.

Por ello, se encarga a la Unidad de Investigación en Economía de la Cultura (Econcult) de la Universitat de València la realización de una serie de estudios de impacto del WDC2022 con el fin de evaluar y controlar el impacto y los efectos de los eventos y actividades relacionados con el WDC, apoyando así un legado duradero de la iniciativa del WDC basado en un enfoque sostenible.

La serie de estudios de impacto de la WDC2022 constará de siete informes trimestrales que se publicarán entre julio de 2021 y mayo de 2023, cada uno de ellos centrado en un tema o dimensión específicos de la evaluación de impacto, y un informe final sobre el impacto combinado de la WDC2022 en septiembre de 2023.

Este texto está diseñado para desarrollar un marco de evaluación holístico que pueda guiar los próximos trabajos de evaluación y seguimiento durante las fases de preparación, ejecución y cierre de la WDC2022, y para informar sobre los resultados preliminares de las encuestas a la ciudadanía y profesionales diseñadores para construir una comprensión inicial de las actividades de divulgación y el impacto a corto plazo de la WDC2022.

Marco de evaluación para WDC2022

Partiendo de esta premisa, este estudio de impacto se lleva a cabo con dos objetivos principales: uno es evaluar el impacto global de la celebración de los eventos de la WDC en la economía local; y otro es examinar el papel del diseño en el apoyo a la innovación y la transformación urbana en la ciudad de Valencia. Este último evalúa en realidad el grado de integración del diseño y de la cultura del diseño en la sociedad y en la vida cotidiana de las personas, lo que debe considerarse un legado de la iniciativa de la WDC a la ciudad y tendrá un impacto más profundo y sostenible en la sociedad. Por último, teniendo en cuenta todos los factores que afectan a las personas, los beneficios y el planeta implicados en la evaluación, se propone un marco de evaluación experimental que comprende cuatro dimensiones principales: económica, social, cognitiva y medioambiental. Cada dimensión incluye además varios índices de medición, que se exponen en la ilustración 1.


[1] La descripción de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible definidos por las Naciones Unidas está disponible en https://sdgs.un.org/es/goals.

[2] Véase https://en.unesco.org/creative-cities/sites/default/files/20171004_wdsm2017_brochure_declaration_65x9_an.pdf.

[3] Véase https://wdo.org/programmes/wdc/wdc-valencia-2022/.

Valencia será la capital mundial del diseño en 2022. Tomará el relevo de la francesa Lille en esta iniciativa bienal creada por el World Design 0rganization (WD0), radicada en Canadá. El jurado de esta entidad privada, formada por diseñadores, arquitectos, interioristas y empresarios de numerosos países, comunicó en Septiembre de 2019 su decisión de designar a Valencia por delante de la otra finalista, la ciudad india de Bangaluru, la cuarta metrópoli más poblada de su país (con 4,5 millones de habitantes). Será la primera vez que una ciudad española ejerza la citada capitalidad, tras el intento fallido de Bilbao de 2014. Para concurrir a dicha designación, la Asociación Valencia Capital Mundial del Diseño presentó un "libro de candidatura", que determinaba a grandes rasgos la necesidad de evaluar los impactos del evento
Equip
  • Chuan Li
  • Pau Rausell
  • Aitana Cabedo
  • Inés Carreres
Colaboren